Análisis sobre Riesgo País: Argentina

argentina pesos

Se prevé que la desaceleración de la actividad se intensifique en los próximos trimestres

Tras caer un 1,8% interanual en 2016, el PBI se recuperó en 2017, alcanzando un crecimiento anual del 2,9%. Sin embargo, en el primer trimestre de 2018, el crecimiento mostró signos de desaceleración respecto al año anterior, con un crecimiento del 3,6%, por debajo del 3,9% en el cuarto trimestre de 2017 y del 3,8% en el tercer trimestre de 2017.

Es probable que en los próximos trimestres el crecimiento se debilite todavía más. Las cifras preliminares para el segundo trimestre de 2018 apuntan a un intenso deterioro de la actividad económica. En 2018, el crecimiento continuará viéndose afectado por los efectos provocados en la actividad agrícola debidos a la peor sequía en décadas (especialmente sobre la soja). Además, la fuerte depreciación del peso argentino frente al dólar (-50% interanual en el primer semestre de 2018), superior a la del resto de las monedas de los mercados emergentes, ocasionó un aumento de los tipos de referencia por parte del Banco Central del 40% anual, situándose en el 27,25% a principios de mayo de 2018. Cabe esperar que la depreciación del tipo de cambio también impacte sobre las perspectivas de inflación, ya de por si elevadas debido a la financiación del déficit público monetario y al aumento de los precios.

Está previsto que el Gobierno implemente un nuevo ajuste de los precios y limite el crecimiento nominal de los salarios del sector público, por lo que el consumo de los hogares debería desacelerarse. El gasto y las inversiones públicas también se verán limitados, respondiendo al endurecimiento de la política fiscal.

Alta volatilidad cambiaria, alimentada por grandes déficits gemelos

El déficit por cuenta corriente llegó al 4,8% del PIB en 2017, frente al 2,7% de 2016. En el primer trimestre de 2018, la tendencia continuó y el déficit alcanzó el 5,3% del PIB. Con el comienzo de la recuperación de la actividad en 2017, las balanzas comercial y de pagos empezaron a deteriorarse. Por otro lado, las importaciones aumentaron un 20%, frente a un incremento marginal de las exportaciones del 1%. La buena noticia es que los bienes de equipo han representado una buena parte de las importaciones (reflejando la renovación del parque industrial local). Adicionalmente, las transferencias de capital de los inversores extranjeros se incrementaron, con la reactivación del crecimiento. Las nuevas Inversiones Extranjeras Directas, estimadas en el 1,3% del PIB en el mismo período, claramente no cubrían el amplio déficit por cuenta corriente, lo que llevó al gobierno a aprovechar al máximo la aún abundante liquidez internacional para su financiación. Como consecuencia, en el primer trimestre de 2018, la deuda externa alcanzó el 39,9% del PIB, un incremento respecto al 36,9% en 2017 y el 32,7% en 2016. Esta financiación es altamente vulnerable a la evolución de la confianza en los mercados financieros. En 2018, el déficit por cuenta corriente podría registrar una ligera reducción, ya que el impacto de la desaceleración de la demanda de las importaciones debería más que compensar las débiles exportaciones agrícolas.

En lo que respecta al objetivo fiscal, el Gobierno pudo superar el déficit objetivo primario del 4,2%, alcanzando un déficit del 3,8% del PIB en 2017. No obstante, el saldo público, incluyendo los pagos de intereses, aumentó del 5,8% del PIB en 2016 al 6%. Este año, tras la crisis monetaria de finales de abril, el Gobierno decidió agilizar el ritmo de la consolidación fiscal. El déficit primario objetivo fue revisado al 2,7% del PIB en 2018 (partiendo del 3,2%) y al 1,3% en 2019 (inicialmente el 2,2%). Aún así, el Gobierno sigue necesitando financiación externa y monetaria.

La popularidad del presidente se ve confrontada por el deterioro del poder adquisitivo y por la severidad del programa del FMI

Con la reciente caída y la persistente fragilidad de los tipos de cambio por un lado, y el nuevo deterioro del poder adquisitivo previsto por el otro, las posibilidades de reelección de Mauricio Macri en las elecciones generales de octubre de 2019 se ven amenazadas. La popularidad del actual presidente se ha visto deteriorada en los últimos meses, los ciudadanos parecen estar perdiendo la paciencia de cara a un endurecimiento de la política monetaria y fiscal, que no parece verse compensado por ningún progreso en el ámbito de la inflación.

Además, con el fin de infundir tranquilidad a los inversores y de mitigar la dependencia de los mercados internacionales, en junio de 2018, el gobierno argentino concluyó un acuerdo para obtener una línea de crédito por valor de 50.000 millones de dólares a tres años con el FMI. Este acuerdo exige en contrapartida una reducción severa del déficit fiscal, es decir, la eliminación del déficit primario de aquí a 2020. Para conseguirlo, se ha anunciado la congelación de la contratación pública durante dos años, una fuerte reducción de los proyectos públicos no esenciales (recorte de las inversiones públicas del 1,7% del PIB hasta 2020), así como la suspensión total de las subvenciones al gas y el transporte. A pesar de la introducción de una red de seguridad social que podría incluir un programa de transferencias monetarias condicionales, el acuerdo con el FMI fue recibido con ira por una parte de los argentinos, que responsabilizan al FMI por haber agravado el colapso económico de 2001. La huelga general que tuvo lugar a finales de junio, la tercera desde la llegada al poder de Mauricio Macri en diciembre de 2015, atestigua el descontento con el préstamo del FMI y con las medidas de austeridad propuestas por el presidente. Por el momento, ningún dirigente de la oposición ha tomado ventaja de esta coyuntura.

Argentina

FORTALEZAS

  • Recursos naturales agrícolas, energéticos y minerales
  • Mejora del entorno empresarial
  • Nivel de educación superior a la media regional
  • Retorno del país a los mercados internacionales

DEBILIDADES

  • Cuenta corriente debilitada
  • Creciente deuda externa
  • Incremento drástico de la inflación
  • Trabas en infraestructura

Consulta en www.coface.es/Estudios-Economicos información actualizada sobre 160 países.

 

Comments are closed.